a

Cómo ser una mejor mamá

Comer sano: hábitos saludables sin que te cueste más

Tener hábitos para una alimentación sana y balanceada, para ti y tus hijos, no implica que debas recurrir a medidas costosas o comprar artículos de más en tu mercado. Para esto, simplemente debes  mantener una disciplina que te ayude a llevar una vida sana.

En muchos hogares suelen desarrollarse prácticas equívocas a la hora de alimentar a la familia. Por ejemplo, algunas mamás llenan el plato de arroz pensando que de esta manera  su esposo y sus hijos se sentirán satisfechos, y piensan erróneamente que esto es sinónimo de que están bien alimentados. Lo que no saben, es que según los nutricionistas y dietistas, este es uno de tantos malos hábitos alimenticios.

Si quieres que tu familia interiorice la práctica de comer sano sigue algunas de las recomendaciones de los especialistas en el tema:

Quedar lleno no significa alimentarse bien: trata de no llenar los platos solo con arroz o harinas. Lo ideal, es medir las cantidades y las porciones. Trata de poner en cada plato una porción de cada uno de los grupos alimenticios:

1.       Leche o productos lácteos.

2.       Carnes, pescado, pollo o huevo.

3.       Verduras y frutas.

4.       Pan, pasta, cereales, dulces.

5.       Grasas, aceite, mantequilla.

La comida sana no necesariamente es costosa: revisa muy bien en qué se va gran parte del dinero que destinas al mercado. Posiblemente, estás gastando más en alimentos como golosinas que no favorecen la sana alimentación.

Recuerda que los granos y almidones pueden ser económicos y son una buena base para las comidas. Y cuando utilices proteínas como fríjoles o lentejas no tienes que preparar carne, pues estos la sustituyen.

Cocinar en casa es más económico y saludable: casi siempre que las personas salen a comer a la calle, optan por comidas rápidas. Recuerda que es preferible que cocines en casa algo suave, delicioso y nutritivo como ensaladas o sánduches con diferentes proteínas y sin muchas salsas.

Aprovecha para comprar la fruta y verdura que está más económica: prepara con ellas diferentes platos. Te sorprenderás de la cantidad de recetas y formas en las que puedes cocinar con una misma fruta o verdura: en jugo, en postre, en ensaladas o en sopas.

Trata de no desperdiciar nada: con los restos de otras comidas puedes cocinar deliciosas recitas para tus hijos. Congela lo que te sobra y sírvelo otro día de la semana.

¡Queremos conocer tus experiencias! Cuéntanos cuáles son los hábitos saludables que tienes en la alimentación de tu familia sin tener que gastar más dinero.

 

 

Ver más (+)

Alimentación infantil: ¿Qué hacer cuando tu hijo no quiere comer?

La alimentación infantil es un tema de gran importancia para las mamás, especialmente cuando sus pequeños se niegan a comer, lo cual suele generarles cierta inquietud o preocupación.

Inicialmente, es fundamental identificar si la inapetencia de tu bebé está relacionada con un inconveniente de salud o con un inadecuado hábito alimenticio. Si además de no comer, tu hijo luce decaído y no juega, lo mejor es que lo lleves a consulta con el pediatra para saber el origen del problema.

Aquí te damos algunas recomendaciones que te ayudarán a que tu pequeño coma adecuadamente:

1. Establece un horario: fija unas horas determinadas para alimentar a tu bebé. Esto servirá para crear un hábito logrando que tu pequeño tenga apetito cada vez que le des la comida correspondiente.  

2. Sirve porciones adecuadas para su edad: regula las cantidades de acuerdo a sus necesidades. En este sentido, ten en cuenta que la porción para un niño entre 1 y 3 años corresponde a  ¼ de la un adulto.

3. Introduce nuevos alimentos en pequeñas cantidades: si quieres darle un nuevo alimento a tu bebé, asegúrate de combinarlo con otro que le guste y al que esté acostumbrado. Procura que la cantidad sea pequeña para que tu hijo se adapte poco a poco.

4. Evita las distracciones en la mesa: haz que el momento de comer sea tranquilo para que tu pequeño se concentre en esta actividad. Evita distracciones como la televisión, los juegos, entre otros.

5. Crea un ambiente agradable: garantiza que la experiencia de la alimentación sea realmente placentera para el bebé. Una buena alternativa es comer en familia para que se sienta cómodo y vaya apropiándose de los hábitos de quienes le rodean.

Nutrientes que tus hijos necesitan

Hierro: es fundamental para la adecuada producción de la hemoglobina, sustancia que da el pigmento a la sangre y que se encarga de transportar el oxígeno a las células.

Calcio: juega un papel importante en el desarrollo de huesos y dientes fuertes.

Potasio: ayuda a mantener la presión sanguínea en un nivel adecuado y favorece la función muscular.

Magnesio: refuerza el sistema inmunológico y mantiene estable el ritmo cardíaco.

Además de estos consejos, es muy importante que no presiones a tu hijo para que coma ni que lo amenaces con castigarlo en caso de no hacerlo. Con ello solo lograrás que se desmotive. Por el contrario, prepárale deliciosas recetas acordes a su edad para que la experiencia de comer se convierta en un verdadero placer.

¡Queremos conocer tus experiencias! Cuéntanos qué ideas tienes para disfrazarte este año y compártenos tus sugerencias.

Ver más (+)

Novedades

Producto agotado en C11

Mamá Empresaria:

Queremos que sepas que en Campaña 11 estará agotado el Cargador USB portátil para celular (código 2110-8).

Tenlo presente al momento de ofrecer el catálogo, y en caso de tener stickers de No disponible, puedes ponerlos en la página 115 de C11.

Ver más (+)

Catálogo Vigente

Habla con el Corazón

 

Deja que tu corazón se infle de amor, sorprende cada día, y expresa todo tu amor con Novaventa

Ver más (+)